Meditar con los √Āngeles

En √©poca de gran estr√©s colectivo, toma un poco de tu tiempo para la meditaci√≥n, una pr√°ctica con m√ļltiples beneficios para ti y tu entorno.

Los principales beneficios son:

-Hace la mente m√°s serena y ayuda a aclarar tus ideas.

-Reduce el estr√©s y ansiedad , calma  los estados depresivos.

-Desarrolla una sensación de bienestar.

-Te ense√Īa a mantener la espalda recta.

-Aumenta las facultades mentales.

-Desarrolla conexiones neuronales.

-Desarrolla la capacidad de auto control.

-Ayuda a comprender la importancia del momento presente, es decir, el √ļnico en el que podemos experimentar la felicidad.

-Ayuda a crear armonía en las relaciones.

Enseguida unos tips para intentar meditar en tu casa :

РEligir una meditación adecuada para el propósito.

Buscando el bienestar emocional.

Curación física, psíquica, espiritual.

Necesito m√°s equilibrio.

Solo quiero trabajar en mi respiración.

Debe ser consciente de la razón por la que desee comenzar esta práctica y en consecuencia, eligir el tipo de meditación adecuada.

– Haz algunos ejercicios para aflojar los m√ļsculos y comenzar a liberar las principales tensiones.

El cuerpo m√°s relajado colabora de la mejor manera en esta “maravillosa experiencia”.

РPonte cómoda.

Busque la mejor posición para tu cuerpo; debe sentirte cómoda, pero no demasiado relajada, de lo contrario hay el riesgo de quedarte dormida.

Puede intentar sentarte en una silla, con los pies firmemente en el suelo, o directamente sentada en el suelo, con las piernas cruzadas.

La base de la postura debe ser lo más ancha y estable posible y la columna vertebral recta pero no rígida. Si notas que un modo te molesta, experimenta con el otro, quizás mejore la capacidad de relajarse.

– Constancia.

Eligir la meditación como práctica constante. Cuando estas a punto de comenzar, es importante decidir que realmente quiere hacerlo y luego mantenerse conectada; algunas personas notan de inmediato los beneficios que nos ofrece, por lo tanto, experimentando de inmediato los efectos positivos, eligen inmediatamente continuar; otros, por el contrario, necesitan hacerlo más veces para llegar a conectarse. La constancia se vuelve indispensable para calmar gradualmente la mente, experimentar sus beneficios y, por lo tanto, entrar en meditación cada vez más fácilmente.

Es bueno relajar el cuerpo, porque esto le permite dejarse llevar sin esfuerzo.

Solo se necesitan 5 minutos al día para comenzar.

-Aclarar por qué estas meditando.

La intención que te impulsa a hacerlo. Té vuelve a poner en juego y te ayuda a convertirlo en un acto voluntario, por lo tanto, una acción que eliges, quieres y conoces.

РComience con calma, observando su respiración.

Comienza a respirar, inhalando profundamente y exhalando durante mucho tiempo de forma voluntaria y consciente. Pon tu atención en el flujo de aire que entra y sale de la nariz. Intente sentir cada parte de tu cuerpo, comenzando desde un punto específico, por ejemplo, los pies y sube lentamente.

РElige dónde meditar.

Todo puede contribuir a aumentar sus beneficios, así que presta atención al lugar. Puede ser un rincón del balcón, o del jardín, una habitación en la casa. Es importante que sea lejos del ruido, mejor en las horas de la madrugada cuando todos duermen. Ponga incienso, velas, perfumes delicados, aceites esenciales relajantes , estos pueden ayudar a relajarse y entrar en un estado de mayor conexión y bienestar.

– Escucha las meditaciones guiadas.

Hay muchos videos de meditaciones guiadas (tambi√©n Angelicales), para escuchar tambi√©n con auriculares. Ten en cuenta que una gu√≠a de voz es muy √ļtil, te ayuda a despejar la mente.

-Comienza con calma, sin expectativas.

Recuerda que la meditación es una práctica personal, por lo que no tenemos que esperar las mismas cosas y esperar con fuerza los mismos resultados; Es importante no dejarse influenciar por las experiencias de los demás. No es una carrera, no hay meditaciones buenas o malas, correctas o incorrectas, solo hay meditaciones.

– Reingresa a lo ordinario suavemente.

Salga lentamente de este estado meditativo, siempre toma unos minutos de dulce abandono; Si estás acostada, agáchese de lado antes de volver a abrir los ojos y volver a darse cuenta de tu cuerpo y habitación. Esto te permitirá conservar todos los beneficios obtenidos y volver más fácilmente la próxima vez.

-Agradecer.

Agradezca a tu mente, a tu cuerpo y a ti misma por darte este momento de relajación y desconexión. La gratitud te permitirá experimentar y apreciar todos los frutos de la meditación.

Las Amo